Posted in News
May 17, 2018

Bojan Krkic Champions League

Marcó ante la Fiorentina, en el amistoso más serio de la era Guardiola, el golazo de la pretemporada y puede ser el tapado para la previa

Cracovia. Vive fuera del foco informativo porque desde que comenzó la pretemporada sólo se ha hablado del adiós de Ronaldinho, de los JJ.OO. de Messi, de la posible segunda oportunidad a Etoo y de la supuesta recuperación de Henry. Hasta el recién fichado Hleb o el canterano Pedro han tenido más presencia mediática y parecen optar más que él a la titularidad para la previa. Sí, Bojan Krkic ha dejado de ser novedad.

No se hace el ruido en torno a su persona de la pasada temporada, pero no por ello hay que olvidarse de él. Pep Guardiola le valora y no puede descartarse que sea el tapado para la previa. Quizás no para el miércoles, pues por edad otros deberían llevar los galones, pero el de Linyola sigue contando a las puertas de cumplir los 18 años (28 de agosto).

Su mejor aval en la pretemporada fue el golazo que marcó ante la Fiorentina, el partido amistoso más serio de la era Pep, ante un rival de Champions League. Se revolvió en un palmo para quebrar a dos defensas antes de disparar cruzado, con instinto de depredador del área. Ya había marcado en el debut ante el Hibernian.

Bojan Krkic acaparó la temporada pasada demasiado protagonismo, una dosis muy difícil de asimilar para un jugador de sólo 17 años. Aquel era un Barça en declive y el desparpajo del de Linyola era lo más ilusionante que quedaba en el Camp Nou. Además, correspondió al afecto de la afición logrando 12 goles (10 en la Liga, uno en la Champions y otro en la Copa). ¿Quién puede firmar cifras así con esa edad?

Su irrupción futbolística creó tanta expectación que el Bojan niño lo acabó pagando con una situación estresante que hizo ver a todo el mundo la necesidad de darle descanso. Por eso tuvo que decir no a la Eurocopa pese a que Luis Aragonés estaba dispuesto a convocarle. Y por fin pudo hacer unas vacaciones normales tras varios veranos rotos por culpa de los torneos de fútbol base de la selección.

Entre unas cosas y otras, Bojan parece estar ahora fuera de foco, pero sólo lo parece. Ha jugado 225 minutos durante la pretemporada, correspondientes a medio partido en cada uno de los cinco amistosos. Le ha ido bien que las portadas hayan sido para otros. Él se siente fuerte y Pep Guardiola confía en su instinto de gol, superior al de Henry, por ejemplo, en esta pretemporada.

Si Etoo se acaba quedando podría frenar la progresión del nuevo 11 del Barça, pero Bojan luchará para buscar un hueco. Y quizás lo encuentre muy pronto

Tagged with: