Posted in Bojan Krkic, News
March 15, 2010

Bojan Krkic demostró con Catalunya que su chispa y su eficacia goleadora continúan intactas.

Bojan Krkic demostró con Catalunya que su chispa y su eficacia goleadora continúan intactas. El delantero de Linyola fue el principal artífice del triunfo de la selecció en su amistoso de este domingo ante Colombia (2-1).

Bojan, que apenas está teniendo oportunidades esta temporada en el Barça, se reivindicó con una gran actuación, marcando un gran gol y propiciando el segundo de Verdú, dando así el triunfo a su equipo en el último encuentro con Pere Gratacós como técnico.

Catalunya, cuyo once inicial estuvo integrado de forma mayoritaria por jugadores azulgranas -Puyol, Piqué, Busquets y Bojan jugaron de inicio-, apenas tuvo problemas para doblegar a un rival que casi siempre fue a remolque.

El Camp Nou no registró esta vez la buena entrada que la selecció había conseguido en citas anteriores: apenas se congregaron 29.300 espectadores. La escasa popularidad futbolística del rival, el temporal de los últimos días y una fórmula, la del amistoso anual, que ha quedado obsoleta, pudieron ser algunas de las causas. A partir de 2009, se dará paso al Torneo de las Naciones, con calendario por determinar.

Sea como fuere, los que asistieron al encuentro de este domingo pudieron disfrutar de un buen espectáculo. Bojan, muy activo, se movió por las tres posiciones de ataque y desmostró su motivación desde el pitido inicial. A los 12 minutos ya había dado su primer aviso con un potente disparo desde la frontal. Y al cuarto de hora no perdonó. El bético Sergio García recuperó un balón en la media, le sirvió un magistral pase en profundidad y el de Linyola, tras plantarse solo ante el meta Julio, le batió con un chut raso y ajustado al poste (1-0).

Los tres Sergios -González, García y Busquets- rindieron a un buen nivel en la media, aportando lucha, creatividad y trabajo. Y lo mismo puede decirse del resto del equipo. Colombia fue víctima de la solidez de los locales, y además le faltó precisión en los metros finales. Marín y Pino intentaron sorprender sin éxito a balón parado a Codina.

Verdú dictó sentencia

Tras el descanso, y a pesar del carrusel de cambios en ambos equipos, el panorama apenas varió, y el dominio local se tradujo pronto en el gol de la sentencia. Bojan se internó en el área por la izquierda y, tras driblar a Anchico, con sotana incluída, fue derribado, pero el balón cayó a pies de Verdú que, llegando desde atrás, marcó el 2-0 (62).

A partir de ahí, el partido ya no tuvo historia. Bojan estuvo a punto de marcar el tercero antes de ser sustituido por el jovencísimo Jordi Alba, del Nàstic, en el 77. Y en el 90. Verdú también lo intentó, pero Ospina desvió a córner por los pelos su espectacular remate de vaselina desde la frontal.

El 2-1 llegó en el descuento. Mendoza sirvió una falta, el meta del Sant Andreu Morales despejó, y el balón, rechazado por la defensa, rebotó en Aguilar, que se encontró así con el tanto del honor.

Tagged with: